Europa (del este) secreta: ¿Escuchaste hablar de Liubliana y sus dragones?

mayo 7, 2019
Destinos

Cuando pensamos en un viaje a Europa, qué hay para ver en Eslovenia no es lo primero que se nos viene a la cabeza… ¡Y qué equivocados estamos! El país ofrece paisajes y ciudades de encanto, tanto que si te dejás llevar, vas a encontrarte unos cuantos siglos atrás.

 En este artículo te mostramos por qué vale la pena sumar Liubliana, la capital eslovena, a tu itinerario.

Con apenas casi 300.000 habitantes (gran parte universitarios), esta ciudad te ofrece cafés al aire libre, parques repletos de verde y arquitectura: un paraíso medieval.

Alma verde

Destacada en 2016 como la Capital Verde Europea, Liubliana cuenta con espacios verdes estrictamente preservados en el mismo centro de la ciudad. Podés recorrerla en bicicleta, segway o en tabla de surf a remo por el río. Uno de los puentes que lo cruza es el “Puente de los Dragones”, construido en el siglo XVIII gracias a una leyenda, y hoy se convirtió en un símbolo representativo de la ciudad alrededor del mundo.

Alma libre

En los últimos años, los mercados gastronómicos callejeros aumentaron su popularidad por la calidad de la comida local que ofrecen. En cuanto a cultura, la capital tiene en su haber uno de los festivales de verano más antiguos de Europa, y durante todo el año hay eventos al aire libre de música y teatro. La calle Metelkova contiene gran parte de la creatividad y la cultura alternativa del lugar.

Alma medieval

Su patrimonio arquitectónico se conserva casi intacto. El Castillo de Liubliana, la Catedral de San Nicolás o el Ayuntamiento son algunos ejemplos de lo que verás en la ciudad. El Castillo Tivoli, acompañado del parque que lo rodea (otra parada obligatoria si te gusta la naturaleza), es otra obra característica de la ciudad.

 

Kilómetros extra

A 40 minutos de Liubliana se encuentra el Lago Bled, un mítico paisaje de Eslovenia. El tiempo hasta llegar se disipa tan solo abrir los ojos y ver el paisaje: un lago de aguas cristalinas, un castillo medieval sobre un acantilado, una pequeña isla en el centro. Increíble, ¿no? Todo eso coronado por los Alpes Julianos de fondo.

Si esto te pareció suficiente para incluir Eslovenia en tu propio viaje por Europa… queremos saber tu opinión.

¿Qué te gustó más? ¡Contanos!

Te leemos en los comentarios, y si querés más información de Liubliana, ¡pedila!

Share this...
Share on Facebook
Facebook